Ya son públicas las conclusiones del “Encuentro de Asociaciones de Mujeres de las Cinco Villas” celebrado el 25 de Octubre en Ejea.

logui
La Federación Aragonesa de Mujeres Rurales (FADEMUR Aragón) celebró el pasado 25 de octubre en la localidad zaragozana de Ejea de los Caballeros un ‘Encuentro de Asociaciones de Mujeres de las Cinco Villas’.Un total de 17 asociaciones de mujeres de la Comarca de las Cinco Villas participaron en esta jornada en la que se puso de manifiesto la importancia del asociacionismo femenino en el ámbito rural para alcanzar la plena igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres y que ello pasa, necesariamente, por mejorar la situación de las mujeres rurales en el empleo, la formación, la conciliación de la vida laboral o familiar o mejor dicho la corresponsabilidad ya que la conciliación parece solo responsabilidad de las mujeres o la erradicación de la violencia de género, todo ello auspiciado desde las propias asociaciones.

Desde FADEMUR Aragón consideramos que el movimiento asociativo femenino ayuda a las mujeres del medio rural a reducir su aislamiento, a modificar los patrones sexistas aprendidos por otros modelos más participativos y a fomentar su desarrollo personal, creando redes entre ellas y empoderándolas. Entre otros muchos beneficios ayuda a dinamizar la vida social, empresarial y cultural de los pueblos permitiendo fijar en ellos población. Por este motivo organizamos este encuentro, donde vimos que es fundamental estar unidas, asociadas, porque uno de los objetivos es que la mujer que quiere y vive en el medio rural tenga las mayores posibilidades para incorporarse al mercado laboral así como emprender su propia actividad empresarial.
Esta jornada incluyó una ponencia marco sobre ‘Mujeres y medio rural’, que corrió a cargo de la Decana de la Facultad de Ciencias Sociales y Trabajo de la Universidad de Zaragoza, Ruth Vallejo.Además, se organizaron cuatro grupos de trabajo para debatir en torno a temas de importancia para la mujer rural (Mujer y Asociacionismo; Mujer y Empleo; Mujer y Patrimonio; y Mujer y Nuevas Tecnologías) y al finalizar los debates, se expusieron las conclusiones.

1391556_620041164772918_4448433102886143749_n

A continuación, pasamos a detallar las citadas conclusiones:
GRUPO DE TRABAJO: MUJERES Y ASOCIACIONISMO
El asociacionismo en el siglo XXI no es un movimiento desfasado, nada más lejos de la realidad. Si en un principio, en los años 70 y 80 nacieron asociaciones con el objetivo de ofrecer a las mujeres la oportunidad de adquirir nuevos conocimientos y facilitar la incorporación a la vida social, ahora empiezan a multiplicarse y a diversificarse y también a parcelar sus reivindicaciones y demandas haciéndose más específicas, surgiendo así asociaciones de mujeres con problemas concretos: divorciadas o separadas, maltratadas física o psíquicamente, agresiones sexuales, violencia de género, inmigrantes, minorías étnicas, solidaridad, cooperativismo etc. Por ello, hay que seguir trabajando invirtiendo esfuerzos en concienciación social y que la sociedad tome conciencia del papel de la mujer.
En décadas pasadas se ha conseguido lo más difícil: que la sociedad tome el papel de la mujer y su igualdad de oportunidades. Ahora, hay que seguir luchando para que algún día esto resulte innecesario y se tenga a todos por igual para llevar a cabo la toma de decisiones.
Tenemos que conseguir que exista una consideración social del trabajo doméstico y que se valore como una aportación importante y por tanto un reconocimiento a la necesidad de ejecutarlo y conseguir unas mejores condiciones para compatibilizarlo con la vida pública y compartir con el resto del núcleo familiar. Lucha para la igualdad de oportunidades.
Establecer por ley que la información que afecte y trate de corregir la desigualdad de género (derechos-deberes) se expanda y difunda en todos los lugares públicos o privados, cobrando especial atención en los centros educativos, al igual que se hace con los planes de seguridad en el trabajo y así denunciar los micro machismos.
CONSEGUIR:
IGUALDAD DE OPORTUNIDADES. En empleo, en acceso promocional y salarial. En políticas en puestos de toma de decisiones, en ser visibles en la historia, en la consideración de nuestro trabajo.
ACCION POSITIVA. Políticas que corrijan las cuotas de representación. (En las universidades, casi el 70% de los estudiantes son mujeres. Sin embargo, en la vida real, en los puestos de toma de decisiones de grandes empresas, no se traslada este porcentaje).
PARIEDAD. Si representamos la mitad de la población nos corresponde estar presentes en todos los puestos de toma de decisiones (si somos la mitad, queremos nuestra mitad.)
EMPODERAMIENTO. Mayor cuota de poder de las mujeres.
Porque una Asociación cumple:
-Función social y política.
-Elemento básico de participación ciudadana.
-Lucha por la igualdad de oportunidades.
-Funciona con el esfuerzo solidario de las personas que participan.
-Son espacios de encuentros, diálogos y reflexión entre personas.
Porque aunque resulte baladí, la discriminación existe. Es todavía algo contra lo que luchar. Las entidades gubernamentales deben fomentar el asociacionismo femenino porque no debemos igualarnos en mediocridad.
Josefa Amar y Borbón, ilustrada zaragozana, ya en 1750 alzo su voz pidiendo igualdad con una frase muy profunda: El cerebro no tiene sexo y la aptitud de la mujer para el desempeño de cualquier función es exactamente igual por naturaleza a la de los hombres, la única diferencia que puede existir se debe a la educación. Una sola persona puede alzar su voz, pero todas juntas podemos cambiar el rumbo.
Hoy en día tenemos derechos recogidos en la ley, la consecución real de muchos de ellos todavía constituye un anhelo para la mayoría de las mujeres. Por eso el asociacionismo femenino sigue siendo imprescindible, ha cambiado con las necesidades y los cambios sociales. Existen asociaciones de mujeres jóvenes e incluso federaciones de mujeres jóvenes, ya que muchas voces unidas pueden hacer oír, ejercer y provocar cambios.
Se ha avanzado mucho, pero queda mucho que hacer.

10421636_620041384772896_8969433901382473744_n

GRUPO DE TRABAJO: MUJERES Y EMPLEO
Acceder a la educación o formación depende mucho del municipio donde residas. En pueblos más o menos grandes es fácil, tanto de una forma presencial como a distancia (Institutos, Educación de Adultos, UNED). Sin embargo, en municipios pequeños se pueden formar individualmente a distancia, a través de las nuevas tecnologías. Y si lo quieren hacer en grupo se encuentran con una serie de problemas:
-No hay gente suficiente para formar estos grupos (la solución sería realizarlos en fin de semana, que acude más gente al pueblo o juntarse con municipios vecinos.)
-Falta de financiación. Piden más información por parte de otras asociaciones, ayuntamientos, federaciones…. Sobre cómo se pueden conseguir cursos o subvenciones.
-Las jóvenes formadas no están en el pueblo y a las que les haría falta la formación, no les interesa.
-Muchos pueblos no pueden acceder a las nuevas tecnologías para hacer cursos, en muchos casos carecen de internet o la velocidad de conexión es insuficiente.
-En cuanto al empleo, el que se da en los pueblos pequeños es el autoempleo.
-Los emprendedores suelen ser de mediana edad y un poco más del 50% suelen ser mujeres.
-Las empresas que se montan además de empleo, potencian los productos locales.
-Algunos problemas a la hora de hacer autoempleo son:
Falta de buenos estudios de mercado.
Competir con las grandes empresas.
Se da calidad, pero los costes son mayores.
Muchas trabas y requisitos por parte de las administraciones.
Las comunicaciones.
Dificultad para obtener certificados de profesionalidad en los cursos     impartidos por las asociaciones.
-Hoy en día el único empleo que se tiene en algunos pueblos es el cuidado de las personas mayores, por lo que se podría profesionalizar a cuidadoras que liberasen a las mujeres de estas tareas y así poder dedicarse a otra cosa (formación…..)

1900010_620041561439545_8799907769926442269_n

GRUPO DE TRABAJO: MUJERES Y PATRIMONIO (CULTURAL, NATURAL Y GASTRONÓMICO)

El diccionario de la Real Academia recoge la voz Patrimonio entendiendo como tal la hacienda que alguien ha heredado de sus ascendientes. Una de las acepciones que este mismo diccionario recoge para la palabra “cultura” es un conjunto de modos de vida y costumbres, conocimiento y grado de desarrollo artístico, científico, industrial, en una época, grupo social etc.

Partiendo de estos conceptos, en nuestro grupo se hizo una puesta en común de los siguientes puntos:Patrimonio.

-De que tipos
-Relación entre mujer y patrimonio.

–oral, gastronómico, en el vestir, en las festividades, costumbres, tradiciones etc.
-Maneras de hacer más estrecha esa relación y darle forma, para hacer atractiva esa relación a las nuevas generaciones y que se conozcan y amen como seña de identidad.
-Tareas que se pueden llevar a cabo desde los grupos de mujeres.

Conclusiones.

Se concluyó lo siguiente:

Hay que recoger y mantener lo que hemos heredado (tradiciones, cultura, gastronomía, indumentaria, lengua, etc ). Para ello se han hecho en los pueblos enormes trabajos de recopilación, principalmente a iniciativa de las mujeres de las asociaciones, que suelen contar con la ayuda de los Ayuntamientos.

De esta labor hay ejemplos como el de “Erla en la calle”. En algunos pueblos, como en Ejea o en Luna, las asociaciones de mujeres han conseguido aportaciones en forma de subvenciones o ayudas para publicar trabajos de investigación sobre oficios, urbanismo etc. En otros lugares, como Uncastillo, existen diversas asociaciones que trabajan en la recopilación de los distintos aspectos del patrimonio, incluida la recuperación de la memoria histórica y alguna publicación puede verse en nuestra página web como ‘Historias de vida en el medio rural’, ‘Guisanderas de Rivas’, ‘Mis recuerdos de cocina’ o ‘La tradición arquitectónica civil en Ejea de los Caballeros’, entre otras.

El trabajo de recuperación patrimonial que se hace en unos pueblos no es conocido en el resto de la comarca. Sería deseable que ese trabajo, publicaciones etc., se presentara también en otros pueblos. Esto permitiría a los distintos grupos de la comarca conocernos mejor y unirnos más.
La puesta en común del patrimonio de cualquier campo recopilado por unas asociaciones se haría visible a las otras y se fomentaría, dándole mayor proyección. Preparar proyectos comunes también podría reforzar las solicitudes de petición de subvenciones y otras ayudas.
Aunque en los pueblos casi todo lo organizan los grupos de mujeres, que son las que tienen más inquietudes por todo (tradiciones, transmisión oral etc), ellas mismas reconocen que es difícil hacer cosas que repercutan en la población.

Hay facetas del patrimonio en que las mujeres no han cogido las riendas del todo, por ejemplo en el patrimonio artístico o en el industrial.
En cuanto al patrimonio histórico-artístico, sería importante que en los pueblos las mujeres pudieran gestionar su promoción y mostrar los edificios y obras de arte a los visitantes, para lo cual es necesaria una formación previa que les permita conocerlos y valorarlos más. Es importante alcanzar cada vez mayor difusión de ese patrimonio y también del natural. Se valora lo que se conoce.

En relación al patrimonio industrial, se deben reivindicar las pequeñas empresas e industrial locales que existan y los productos de nuestros pueblos, uniendo tradición con economía y comercialización. En muchos pueblos han surgido experiencias muy interesantes de casas rurales etc gestionadas en gran parte por mujeres, que atraen gente a la zona.
Es importante compaginar la herencia recibida con el rendimiento económico y la buena gestión. Además de un legado, el patrimonio es un recurso económico importante.En cuanto a cómo involucrar a los jóvenes en estos temas, hay que pensar en qué les gusta o les resulta atractivo hacer y partir de ahí, preparar las actividades.

Contamos con experiencias como la de Luna, donde se organizan andadas por rutas como las de los despoblados, de gran atractivo para amplias franjas de población y sobre todo para los jóvenes, que permiten a la vez de hacer ejercicio conocer el patrimonio natural y artístico y acercarse a la historia. En Sábada se pretende lo mismo con las rutas romanas, en las que recorren yacimientos arqueológicos y conocen de primera mano las intervenciones llevadas a cabo en las excavaciones de la zona.

Se echa en falta más ayuda institucional a las iniciativas de más calado promovidas por las mujeres, lo que hace que éstas no sientan suficientemente valorado y respaldado su trabajo. Aunque se incide en que las mujeres deben abandonar el victimismo, es verdad que, según el paso que se quiera dar, se necesita un apoyo. Con un buen proyecto, a veces se reciben ayudas y otras veces no. Las ayudas o subvenciones deberían ser más objetivas y provenir también del área de Cultura, después de valorar si el proyecto presentado es viable o no lo es.

Es importante que las mujeres entren a formar parte de los Ayuntamientos locales, en cargos que tengan representación y áreas en las que puedan hacer valer su sensibilidad hacia los temas de patrimonio y otros que hoy preocupan a las mujeres.

logui2GRUPO DE TRABAJO: MUJERES Y NUEVAS TECNOLOGÍAS

Las Nuevas Tecnologías no sólo han supuesto una revolución a la hora de interrelacionarnos y comunicarnos, además son un instrumento de participación social que proporciona oportunidades de inserción laboral.
Como todo, también tienen sus pros y sus contras:

PROS: Son una ventana al mundo que nos facilita la vida (servicios, información…)

CONTRAS: El mal uso o abuso provoca la falta de comunicación en la familia, individualismo y entretenimiento pasivo.
Por todo ello, desde este encuentro reclamamos el uso razonable de las NNTT y un mayor acceso de las mujeres a la formación que nos permita avanzar en la igualdad de oportunidades y en nuestro desarrollo personal.

También te puede interesar...

Deja un comentario