UPA ARAGÓN EXIGE MEDIDAS URGENTES PARA SOLVENTAR EL DURO GOLPE AL SECTOR AGROALIMENTARIO TRAS EL VETO RUSO

La Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos (UPA) de Aragón alerta de las graves consecuencias que tendrá para el sector agroalimentario la decisión tomada por Rusia. El pasado jueves, Rusia prohibía importar productos agroalimentarios desde Estados Unidos, la Unión Europea, Australia, Canadá y Noruega. Esta decisión podría suponer un coste millonario para los países afectados y traer consecuencias especialmente negativas para los agricultores aragoneses. La suma de las exportaciones españolas a Rusia ascendió a 441,64 millones de euros en 2013, según datos de la Comisión Europea.

El sector aragonés más afectado es el hortofrutícola. En la última semana varios camiones cargados de fruta destinada a Rusia han suspendido sus viajes y esto ha supuesto un excedente de fruta en origen repercutiendo negativamente en el precio al agricultor.

Según las estadísticas del comercio exterior español, España vendió frutas y verduras a Rusia en 2013 por valor de 312 millones de euros. El otro gran sector afectado es el cárnico. Éste ya lleva sufriendo las restricciones del país ruso en el último año y medio. En abril de 2013, Rusia limitó a 24 el número de empresas españolas que podían exportar carne al país, las que han superado inspecciones rusas. El año pasado se exportaron a Rusia 37.000 toneladas de tomates, 35.000 de melocotones y 33.000 de mandarinas, entre otros alimentos.

UPA Aragón ha afirmado que “lamenta que se utilice el sector agroalimentario como moneda de cambio en la crisis internacional de Ucrania”. José Manuel Roche, secretario general de UPA Aragón , ha solicitado al Departamento de Agricultura del Gobierno de Aragón una reunión urgente para analizar las consecuencias de la crisis con Rusia y proponer medidas que atenúen las consecuencias para el sector agrario aragonés, español y europeo, entre ellas, la activación de las medidas extraordinarias que prevén los reglamentos de la UE y de la PAC ante el anunciado boicot de Rusia a la importación de productos agroalimentarios.

José Manuel Roche ha insistido en pedir a la Comisión Europea (CE) que declare de forma “urgente” la perturbación de mercados de melocotones y nectarinas y adopte medidas extraordinarias para resolver la grave crisis de precios que vive el sector y que se ha agravado con el veto de Rusia.

Esta decisión es un golpe más al sector de fruta español que está atravesando una de las peores crisis de precios y que está soportando actuaciones mafiosas como las acaecidas en el mes de julio en el país galo.

Si bien es cierto que en una primera instancia el sector más afectado va a ser el de fruta de hueso, sin embargo en un mercado global donde todo está interrelacionado existe el riesgo de que el veto a las exportaciones de otros Estados de la UE termine afectando a las producciones españolas. Es el caso de las carnes o la leche, donde países como Lituania, Polonia o Alemania pueden verse muy afectados y su afección puede terminar repercutiendo al mercado interno comunitario y a, por tanto, las explotaciones españolas.

Existe el riesgo de que ante esta situación los movimientos especulativos hagan caer todavía más los mercados de productos de alimentación teniendo nuevamente como gran damnificado al sector agrario español.

También te puede interesar...

Deja un comentario