Aluvión de apoyos en las redes sociales al agricultor imputado por el incendio de Zaragoza

La imputación de un agricultor acusado de ser el culpable del incendio forestal de la semana pasada en la comarca de las Cinco Villas, en Zaragoza, ha generado una ola de apoyo a través de las redes sociales.

En una campaña “sin precedentes” en el sector agrario, miles de personas y diversas organizaciones representativas, entre las que se encuentra UPA, están exigiendo a través de una página de Facebook la desimputación de este segador profesional con años de experiencia y víctima, en su opinión, de la búsqueda por parte de las autoridades de un “cabeza de turco”.

UPA ha recordado que “los accidentes ocurren y a veces son imposibles de evitar”, por lo que pide que retiren los cargos contra este agricultor. “La imputación puede destrozar la vida a la familia de este agricultor y criminalizar a un colectivo entero”, señalan desde esta organización.

El día que comenzó el incendio en España habría unas 56.000 máquinas cosechadoras recogiendo cereales, recuerdan desde UPA, “y los incidentes son mínimos”. “Lo que debe hacer la Guardia Civil es preocuparse de que caiga todo el peso de la Ley sobre el pirómano y el negligente, pero que respeten a los profesionales que están haciendo su trabajo correctamente”.

Los productores han hecho referencia también a los recortes en materia de prevención y extinción de incendios y han defendido que “los incendios se apagan en invierno”, en referencia a las labores de limpieza y desbroce de los montes que se han abandonado notablemente en estos años de crisis.

UPA se ha puesto a disposición de la Administración para participar con sus agricultores y ganaderos en las labores de reforestación. “Que nadie dude de que somos los más afectados directamente por los incendios y los más interesados en evitarlos”. En el incendio de Zaragoza, los agricultores de la zona estuvieron toda la noche arando y creando cortafuegos con sus tractores para detener las llamas.

También te puede interesar...

Deja un comentario