UPA Aragón tilda de “tomadura de pelo” el borrador de ayudas por ataque de lobo presentado por el Gobierno de Aragón

La Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos ha mostrado su total desacuerdo hacia este borrador de ayudas encaminadas a paliar las pérdidas que están sufriendo los ganaderos aragoneses ante los continuos ataques de lobos, y también de osos, en todo el territorio aragonés. UPA Aragón consideran que “se está protegiendo más al asesino que al asesinado”, y que las medidas propuestas por el gobierno de Aragón son incoherentes y no solucionan el verdadero problema de los afectados.

1 de agosto de 2017. La Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos tras su participación en la reunión en la que el Departamento de Desarrollo Rural y Sostenibilidad ha presentado a las organizaciones agrarias y otros representantes del sector ganadero una propuesta de ayudas para prevenir y compensar los efectos de los posibles ataques de lobo a las ganaderías, UPA Aragón ha mostrado su total desacuerdo ante este texto.
La organización agraria UPA en Aragón considera que las medidas planteadas “van más encaminadas a proteger al asesino que al asesinado”. Además, critica que estas medidas son inconexas y a todas luces incoherentes con el verdadero problema que viven los ganaderos aragoneses.

Para UPA, las medidas presentadas por la directora general de Sostenibilidad, María Pilar Gómez López, articuladas en dos líneas de actuación concretas: la prevención y las ayudas directas a la ganadería extensiva ubicada en municipios de riesgo, no solucionan “y ni siquiera tienen en cuenta los problemas a futuro que estos ataques producen en las explotaciones afectadas: abortos de los animales, muertes embrionarias a consecuencia del estrés sobrevenido de los ataques o los incesantes goteos de muertes de animales que han quedado malheridos tras los ataques de lobos y osos”, explican desde la organización.
Además, “algunas de las medidas que nos han planteado son ridículas y solo complicarían el funcionamiento del sector de la ganadería extensiva. Hablamos, por ejemplo, de las subvenciones para la adquisición de mastines o para la contratación de pastores de vigilancia nocturna” añaden desde UPA. Según la organización, “la inclusión de pastores podría acarrear problemas colaterales como ataques de estos a la población civil y la segunda, encaminada a la contratación de vigilancia nocturna, también conllevaría peligro para los pastores, incluso siendo estos profesionales”.
UPA Aragón exige al Gobierno de Aragón que sea coherente en la búsqueda de soluciones al problema de los ataques. Que pongan en marcha medidas de prevención pero que también atiendan a los daños que ya se han producido, tanto a corto como a largo plazo. “Pedimos que se proteja a los ganaderos y que se tenga en cuenta que la ganadería extensiva es un sector muy debilitado que no puede soportar más impactos negativos como el que está viviendo con los ataques de lobos, osos y diversa fauna cinegética en Aragón”.

UPA recuerda al Gobierno de Aragón que el lobo no es una especie que pueda convivir con la ganadería extensiva y por eso pide que sea trasladado a otros hábitats mejor adaptados y adecuados para su supervivencia, por el bien de los ganaderos y sus rebaños, pero también por el bienestar del propio animal.

 

También te puede interesar...

Deja un comentario