UPA Aragón denuncia la decisión de la Comisión Europea sobre el etiquetado de la miel

UPA Aragón denuncia la decisión tomada por la Comisión Europea en la que rechaza utilizar un etiquetado más transparente en la miel. Así pues, en Europa se seguirán utilizando etiquetas poco transparentes, en las que no se traslada toda la información al consumidor y se pone en peligro la viabilidad de más de mil explotaciones aragonesas, así como la seguridad alimentaria de los consumidores

La Comisión Europea ha rechazado un etiquetado más justo y transparente para la miel al no aceptar la propuesta para modificar el Real Decreto 1049/2003 relativo a la calidad de la miel, con la que se pretendía indicar con claridad los países de origen y el porcentaje de cada uno de ellos. Por tanto, en Europa se seguirán utilizando etiquetas opacas, muy poco transparentes, en las que no se trasladará toda la información al consumidor, y se pondrá, de esta manera, en peligro la viabilidad de más de mil explotaciones aragonesas, así como la seguridad alimentaria de los consumidores.

Actualmente se permite utilizar la denominación “mezcla de mieles procedentes de la UE y de mieles no procedentes de la UE”, por lo que se admite que se indique origen europeo y español en envases que contienen ridículas cantidades de nuestras mieles.

UPA Aragón se sorprende ante esta decisión, la cual va a seguir permitiendo la entrada de mieles de China en porcentajes muy altos, que van a competir con las mieles producidas en Aragón. Además, la información que se traslade a los consumidores va a ser una información opaca y poco transparente, ya que se va a seguir utilizando la etiqueta trampa.

UPA Aragón lleva a cabo desde 2018 la iniciativa ciudadana ‘Eat Original’, con la que se busca introducir más información en el etiquetado de los alimentos y así evitar la gran cantidad de fraudes que se producen en este sector. Para ello presentará ante las instituciones europeas un millón de firmas.

Desde UPA Aragón vamos a seguir luchando por un etiquetado más transparente y le vamos a exigir a la Comisión Europea la necesidad de permitir que los estados miembros puedan regular el etiquetado de los productos alimenticios que se consumen en cada estado, para así poder informar a los consumidores y competir con los fraudes alimenticios, como es el caso de la miel.

Además, España, como principal productor de miel de la Unión Europea se vería beneficiado de que se reconozca el origen de los alimentos que tienen como origen España.

También te podría gustar...

Deja un comentario