UPA propone dar rango de Ley a los precios justos: “Sólo así saldremos de la ruina”

UPA presentó ayer al ministro Luis Planas sus propuestas para lograr mejorar los “precios de ruina” que perciben los agricultores y ganaderos españoles. La organización ha pedido cambios legislativos urgentes para prohibir las ventas a pérdidas, sanciones más duras para los que abusen y definir por Ley lo que es un precio justo, entre otras medidas.

La Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos (UPA) se ha reunido ayer con el ministro de Agricultura, Luis Planas, para abordar la primera mesa de diálogo agraria. La reunión ha llegado en un momento de gran tensión, tras las multitudinarias movilizaciones de la semana pasada en las que se defendía la forma de vida de los agricultores -en Zaragoza, en la rotonda de entrada a la plataforma logística PLAZA, el pasado 28 de enero-, y que se prolongarán aún en los próximos días en diversas ciudades de España.

UPA ha trasladado a Planas que el problema más urgente es la “absoluta falta de un precio justo que permita, al menos, cubrir los costes de producción”. Para ello, han propuesto una serie de cambios legislativos que deben abordarse de forma urgente y que han resumido en los siguientes puntos:

Venta a pérdidas: Que se establezca como práctica abusiva, y por tanto prohibida, a lo largo de toda la cadena agroalimentaria.

Precios justos por Ley: Que se defina el concepto de precio justo para cada uno de los productos agrarios perecederos que estará estrechamente ligado a los costes de producción

Índices de costes de producción en los contratos: Que en los contratos de compraventa de los alimentos se puedan referenciar a índices de costes de producción, como sucede en Francia o Italia.

Mediador: Que se reconozca la figura de un mediador o árbitro que actúe para velar por las buenas relaciones en la cadena agroalimentaria.

Sanciones ejemplares: Las sanciones a los que abusen deben ser ejemplares y sobre todo públicas. No como ahora, que son secretas e irrisorias.

Estudios de costes: Los estudios sobre los costes de producción llevan tiempo sin actualizarse. Hay que dar más transparencia a la cadena agroalimentaria. Es la mejor garantía para frenar los abusos.

Etiquetado: El etiquetado en origen debe ser obligatorio para todos los productos frescos y manufacturados, como forma para poner en valor el trabajo de los agricultores y dar más información a los consumidores.

Venta directa: Establecer medidas que regulen y faciliten la venta directa de los productos agrícolas y ganaderos por cauces directos.

Estas son las medidas más relevantes propuestas por UPA para resolver la situación de desequilibrio de la cadena agroalimentaria, entre otras muchas. Tras la reunión, el secretario general de UPA, Lorenzo Ramos, ha reconocido un “cierto cambio de actitud” en los responsables del Ministerio de Agricultura. “Un cambio que debe traducirse en medidas concretas urgentemente”, ha señalado.

También te podría gustar...

Deja un comentario