UPA Aragón traslada a la Ciudadanía Europea y al Comité Económico y Social europeo la preocupación del sector agrario por la eliminación del glifosato

 

La prohibición de uso del glifosato acarreará graves problemas al sector agrícola, haciendo que su competitividad en el mercado internacional se vea mermada. Desde UPA defiende el uso de esta materia activa: económicamente rentable para el agricultor, eficaz en su uso contra las malas hierbas, respetuosa con el medio ambiente y segura para los seres humanos. UPA considera que la UE debe tomar una decisión basándose en el criterio científico de órganos como ECHA y EFSA y no en los intereses y presiones de los lobby.

6 de abril de 2016. La Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos en Aragón asegura que son los más interesados en que la agricultura y la ganadería dispongan de condiciones de producción seguras, respetuosas con el medio ambiente, el bienestar animal y el entorno natural, para poder así ofrecer al consumidor productos de primera calidad con las máximas garantías sanitarias. Por todo ello “no vemos con buenos ojos que algunos lobby europeos estén generando una alarma social injustificada sobre el uso del glifosato” ha explicado José Manuel Roche, Secretario General de UPA en Aragón y Secretario de relaciones Internacionales de UPA a nivel Federal, en su intervención el miércoles 5 de abril durante la celebración de la Audiencia solicitada por iniciativa de Ciudadanía Europea en favor de la prohibición del glifosato. En dicha reunión, celebrada en Bruselas, han participado representantes de Green Peace, miembros del Comité Europeo y representantes de las organizaciones agrarias.

Basándose en el veredicto de la ECHA -Agencia Europea de Sustancias y Preparados Químicos-, con fecha 15 de marzo de 2017, que ha determinado que la sustancia activa glifosato es segura para la salud humana y medioambiental, UPA Aragón reitera su apoyo a la renovación de esta materia activa -glifosato- porque, “entendemos que solo el rigor científico y el criterio europeo de seguridad alimentaria de la ECHA deben guiar las decisiones que se tomen en cuanto a la prohibición o no del uso del glifosato” explica Roche.

El glifosato ha demostrado ser una herramienta eficaz de conservación del suelo. Es un producto económicamente rentable para el agricultor y muy eficiente en el tratamiento contra las malas hierbas. Por todo ello, en UPA Aragón consideramos que queda totalmente injustificada la retirada del glifosato en su uso agrícola y advertimos que esta decisióncreará graves perturbaciones en varios sectores agrícolas, poniendo en peligro la competitividad de los agricultores aragoneses en el mercado internacional” dice José Manuel Roche.

En los últimos meses, han sido varias las agencias competentes las que se han pronunciado a favor de la seguridad del glifosato, al igual que lo hizo la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA por sus siglas en inglés), que ya determinó que esta materia activa “es improbable que suponga un riesgo cancerígeno para los seres humanos”.

También te podría gustar...

Deja un comentario