UPA alza la voz ante el recorte del 10% en los seguros agrarios que pretende el gobierno central “Es un robo y el sector no puede más”

La organización agraria UPA Aragón se ha mostrado hoy tajantemente en contra del 39º Plan de Seguros Agrarios anunciado por el gobierno central, ya que, una vez más, mete el dedo en la llaga y ahonda en los recortes sufridos los últimos años, lo que dificultará que los agricultores y ganaderos contraten una póliza. “Vemos cómo cada día los riesgos aumentan, los seguros son muy caros y después no nos cubren”, aseguran los productores, “el Gobierno prefiere ignorarnos, consolidando la subvención base un 10% por debajo”. UPA Aragón recuerda que en la última década la subvención al seguro agrario ha disminuido un 45%.

Jueves, 19 de octubre de 2017. El Ministerio de Agricultura, a través de la Entidad Estatal de Seguros Agrarios (ENESA), ha propuesto que se consolide la reducción base del 10% para todas las líneas de seguros agrarios. Esta medida, que estaría incluida en el 39º Plan nacional de seguros agrarios, ha sido rechazada “frontalmente” por los agricultores, al considerar que sería “dar la puntilla” a un sistema que ya de por sí excluye a muchos productores por su alto coste.
La Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos -UPA- se ha posicionado tajantemente en contra de la aprobación de dicho plan, pues considera que el recorte generará un colapso de la contratación que expulsará a un gran número de usuarios del sistema.

Los agricultores consideran que el recorte es “ilógico e incongruente” con el posicionamiento del departamento que dirige Isabel García Tejerina, que siempre afirma que lo que es asegurable no es indemnizable, y que los seguros agrarios son la mejor garantía para el sector primario. “Tristemente constatamos que los políticos, una vez más, dicen una cosa y hacen la contraria”, lamentan.

Este recorte llega, según UPA, en el peor momento, cuando el incremento de la percepción del riesgo está en máximos, tras un año catastrófico en lo meteorológico y cuando los agricultores y ganaderos son cada día más conscientes de los efectos del cambio climático en la rentabilidad de sus explotaciones.

Aragón, uno de los territorios que más pérdidas acumula esta campaña.

Nuestra comunidad ha sido una de las más afectadas por las inclemencias meteorológicas registradas a lo largo de todo el año. Las heladas inesperadas, las fuertes lluvias y una tremenda sequía, han asolado gran parte de las cosechas en Aragón, especialmente en la provincia de Teruel y algunas comarcas de la provincia de Zaragoza. A estas cuantiosas pérdidas tenemos que sumar que la cuenca del Ebro no fue incluida en el plan de ayudas excepcionales del gobierno central ante la sequía, al entender desde el Ministerio que solo parte de la cuenca estaba gravemente afectada por la falta de agua. Una medida que desde UPA Aragón denunciamos que era totalmente injusta y que dejaba a nuestro territorio desamparado y a su suerte.

Ante este complicado panorama, el anuncio del recorte en el Plan de Seguros Agrarios ha sido un jarro de agua fría y la gota que ha colmado el vaso. “Los agricultores se ven obligados a asumir los altos costes de los seguros, tremendamente elevados teniendo en cuenta la delicada situación económica que atraviesan, para luego verse totalmente desamparados porque los seguros contratados no cubren ni siquiera una parte de sus enormes pérdidas, en muchos casos” denuncian desde UPA Aragón.

Otra de las denuncias que hacen desde UPA es la escasa operatividad que han demostrado tener las ayudas de sequía y las de sequía en pastos “que no han funcionado” explican. A lo que añaden que “en los últimos 10 años la subvención destinada al seguro agrario en España se ha visto recortada en un 45%, una cifra muy peligrosa, injusta y que va a llevar al desastre al sector”.

“Si queremos salvar un sistema que es la envidia de Europa y que debe tener mucho futuro”, UPA ha propuesto que se destinen al menos 265 millones de euros al año a financiarlo, que no se contabilice el apoyo a la retirada de cadáveres y que se establezca una modulación sobre las subvenciones de tal modo que reciban más ayuda aquellas explotaciones que más lo necesiten, y no sólo las más grandes.

 

También te puede interesar...

Deja un comentario