Se eleva a 16.000 el número de hectáreas aseguradas afectadas en el campo aragonés por las tormentas y el granizo

WhatsApp Image 2018-07-02 at 11.54.41

A la espera de conocer cifras exactas, la organización agraria UPA Aragón hace una primera valoración de las pérdidas sufridas por los agricultores aragoneses debido a la violenta tormenta de lluvia y granizo que sorprendía este domingo a muchas comarcas aragonesas. La Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos advierte que la cifra inicial de 16.000 hectáreas afectadas aumentará ya que muchos cultivos no estaban asegurados, principalmente frutales, y recuerda que “estamos en periodo de alto riesgo de tormentas de granizo, por lo que los daños por este fenómeno no se pueden dar por acabados”.

2 de julio de 2018. Aragón ha empezado el mes de julio con importantes daños en los cultivos en diferentes zonas de todo el territorio aragonés. La tormenta de este domingo, con fuertes rachas de viento, cargó con granizo en muchas zonas arrasando parte de las cosechas de muchos agricultores aragoneses, causando también numerosos daños en cascos urbanos, sistemas de riego y en las instalaciones de muchas explotaciones. El granizo, de gran tamaño, habría alcanzado hasta 50 centímetros en algunos puntos y las lluvias habrían acumulado hasta 35 litros por metro cuadrado.

Según los últimos datos recabados por Agroseguro, la cifra inicial de hectáreas afectadas en Aragón asciende a 16.000, teniendo en cuenta las producciones aseguradas, lo que vislumbra que esta cifra será mucho mayor ya que muchos productores, sobre todo de frutal, no tenían sus cosechas aseguradas. Los cultivos más afectados han sido los cereales (trigos y cebadas) pero también el maíz y los frutales. A la lista de producciones dañadas se suman las hortalizas, principalmente la cebolla, y los forrajes.

En la zona de Daroca los daños más importantes se han registrado en el cereal. Según las estimaciones iniciales habría afectadas más de 3.000 hectáreas de cultivo en esta zona.

La comarca de Cinco Villas ha sido otro de los puntos más devastados por las fuertes rachas de viento y la violencia del granizo. El cereal se da casi por perdido y el maíz es otro de los cultivos más afectados ya que muchas plantas han sido duramente azotadas. Según la estimación inicial más de 4.000 hectáreas habrían sufrido importantes daños, sobre todo entre las localidades de Biota, Layana, Sádaba, Uncastillo, Ejea y otras localidades de las altas Cinco Villas.

El cereal, todavía en periodo de cosecha en muchos puntos de Aragón, se da prácticamente por perdido. En algunas zonas, como en la comarca de Monegros donde el granizo y la tormenta han dejado importantes daños, la cosecha de cereal estaba prácticamente finalizada por lo que han sido otros cultivos e infraestructuras las que se han llevado la peor parte de este vendaval. También en la provincia de Teruel se han registrado daños considerables, por ejemplo, en las zonas cerealistas de Alcañiz donde se ha visto afectada el 100% de la producción.

La Ribera del Jalón y las Riberas Alta y Baja del Ebro presentan cuantiosas pérdidas en frutales y cultivos de cereal. También las localidades de Pina de Ebro y Fuentes de Ebro registran importantes daños en la cebolla, a punto de ser recolectada.

Desde UPA Aragón están ya en contacto con AGROSEGURO para contrastar datos y llevar a cabo una estimación inicial de la cuantía en daños que ha supuesto esta tormenta para el sector agrario aragonés, aunque, teniendo en cuenta las imágenes que llegan y la virulencia de la tormenta, adelantan que las cifras de pérdidas serán altas. La Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos está trabajando para que los peritos accedan lo antes posible a los campos para que estos sean evaluados y que la tramitación de las indemnizaciones se lleve a cabo lo antes posible.

Desde UPA Aragón hacen un llamamiento a los agricultores y les recuerdan que “es vital asegurar las cosechas teniendo en cuenta que Aragón es la comunidad autónoma española con mayor riesgo dada la adversa climatología con la que convivimos: riadas, heladas, sequía, granizo…lo que nos convierte en la zona más vulnerable y expuesta, y los seguros son la única herramienta de la que disponemos para asegurar la rentabilidad de nuestras explotaciones ante situaciones como esta”.

UPA Aragón reclama la urgente necesidad de que se recuperen las dotaciones presupuestarias para las líneas de seguros agrarios, tanto a nivel estatal como autonómico. “En los últimos años las partidas destinadas a seguros agrarios han descendido un 40%, encareciendo tanto su precio que muchos agricultores, sobre todo en frutales, se ven obligados a prescindir del seguro porque no pueden hacer frente a los elevados costes teniendo en cuenta los bajos precios a los que venden su producción”.  Por ello, desde UPA Aragón reclaman que se revisen algunas líneas de seguros agrarios para poder modificarlas y hacerlas más atractivas y más rentables para los agricultores.

La Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos en Aragón reconoce que el sistema de seguros de Aragón es uno de los mejores del mundo, pero también recuerda que es la única herramienta de la que disponen los agricultores y ganaderos para fijar la rentabilidad del sector y también para ser indemnizados, lo que desde el punto de vista de UPA debe ser tenido en cuenta y puesto en valor desde las administraciones públicas competentes.

UPA Aragón advierte que, en función de los resultados que arrojen los peritos, no descartan solicitar a la administración estatal y autonómica que pongan en marcha de manera urgente medidas adicionales como préstamos blandos u otras medidas fiscales encaminadas a paliar la grave situación a la que se enfrentan ahora los agricultores aragoneses afectados por la tormenta de este domingo.

También te puede interesar...

Deja un comentario