¿Quieres saber en qué consiste el Pacto por la PAC que han firmado UPA, COAG, ASAJA y Cooperativas? Este es el texto íntegro

Documento para la defensa de la PAC como una política integradora e impulsora de la UE

e0ed20b7b48f0c71531135255

¿Por qué el sector ha decidido intervenir en el debate sobre el futuro de la UE?

  • La UE se enfrenta actualmente a uno de sus momentos más delicados como proyecto de paz y de integración política y democrática de países y pueblos europeos.
  • La crisis económica, los retos geopolíticos externos e internos, como el Brexit, el crecimiento de movimientos antieuropeos, el reto medioambiental y los efectos del cambio climático, así como las nuevas prioridades políticas marcadas por la Comisión Europea en materia de defensa y seguridad común, innovación y jóvenes o la crisis de refugiados y la emigración suponen desafíos de una dimensión inabordable para ser gestionados a nivel de país o de regiones europeas.
  • La UE, con o sin el Reino Unido, seguirá estando en el top3 de la economía mundial en los próximos 50 años, mientras que por separado ni siquiera Alemania estaría en el top 10 en el mismo período. La cuestión clave es qué queremos hacer, ser espectadores de un mundo incierto o construirlo bajo los principios de la democracia y el desarrollo sostenible.
  • La Comisión Europea ha lanzado durante el primer semestre de 2017 un amplio debate sobre el futuro de la Unión Europea con la publicación del Libro Blanco sobre el Futuro de Europa y cómo seguir adelante1. En el mismo se proponen cinco escenarios que van desde el status quo, pasando por menos Europa a una mayor integración política. A este documento se le unen otros que abren un debate sobre la dimensión social, la globalización, la unión económica y monetaria, las finanzas comunitarias y la defensa común. Posteriormente, a finales de 2017, la Comisión presentó su Comunicación “El futuro de la alimentación y de la agricultura” que lanza el debate sobre la próxima reforma de la PAC. Por último, en mayo de 2018, la Comisión Europea presentó su Comunicación COM(2018)321final para el Marco Financiero Plurianual (MFP) 2021-2027. Dicha propuesta de MFP plantea una reducción del gasto agrario del 4,5% en precios corrientes destacando el recorte en desarrollo rural (-16,5%), mientras que en el capítulo de mercados y pagos directos el recorte sería del 3,9%. No obstante, en términos reales, el recorte del gasto agrario es significativamente mayor, llegando al 16%, y siendo más acusado en desarrollo rural (-27%) que en el primer pilar de la PAC (-13%).
  • Ante la envergadura del debate, la sociedad española y europea debe ser consciente de la implicación que supone para todos una UE políticamente menos integrada, y su impacto en nuestra realidad económica, social y medioambiental. Por tanto, reclamamos un debate con la transparencia debida, leal y con datos objetivos.
  • El sector agrario español quiere participar activamente en este debate recordando la importancia que tiene el sector productor a través de la Política Agrícola Común, única política totalmente integrada en la UE y que forma una parte fundamental del presente y del futuro de la Unión.
  • En esta declaración queremos poner de manifiesto el carácter estratégico del sector agrario europeo, desde el punto de vista económico, social y medioambiental. Creemos firmemente en la necesidad de que en la futura Unión se siga contando con una PAC común, integrada en la UE, adaptada a los retos del futuro y dotada con un presupuesto suficiente.
  • Renunciar a la PAC es renunciar a una parte fundamental de la realidad y de la historia de la Unión. Debilitar la única política realmente integrada en la Unión no es construir más Europa, sino optar por decisiones y medidas cosméticas que no servirán para afrontar los importantes retos a afrontar.
  • Apelamos a la responsabilidad de nuestros representantes políticos para que sean conscientes del momento histórico, y tengan visión estratégica por el bien de nuestra sociedad y de las generaciones futuras.

 

La importancia de la agricultura y del sector agroalimentario para la sociedad española y europea

  • La agricultura y la ganadería son los sectores encargados de producir alimentos y materias primas, siendo claves y estratégicos para el desarrollo y sostenibilidad de cualquier sociedad.
  • La importancia económica de este sector es fundamental y sirve de palanca para muchos otros sectores directa o indirectamente vinculados que no se entenderían o no existirían sin la existencia de un sector primario sostenible. En España existen más de 945.000 explotaciones agrarias2 y más de 29.000 industrias agroalimentarias, de las cuales 3.800 son cooperativas. Junto con la distribución agroalimentaria, la industria de insumos y servicios para la producción agraria y el transporte, representa nada menos que el 9,4% del VAB del país3, dando empleo directo a unos dos millones de personas. El pasado año 2017 las exportaciones del sector agroalimentario y pesquero sobrepasaron por primera vez los 50.000 millones de €, dejando un saldo positivo de 12.000 millones € para la economía española4.
  • Por otro lado, es un sector fundamental en la atracción de desarrollo económico y riqueza a nuestro país al ser el primer sector exportador y ofrecer una balanza comercial positiva que ha crecido exponencialmente desde 2009.
  • En la UE estas cifras son igualmente importantes: cuentaconunos11 millones de agricultores y solamente la producción de alimentos y su transformación supone el 7,5% del empleo y el 3,7% del valor añadido total en la UE (420.000millones€). La UE es el primer importador y exportador de productos agroalimentarios del mundo, y más del 50% de la balanza comercial de la UE corresponde al sector agroalimentario, especialmente en productos de calidad y de alto valor añadido.
  • La actividad productiva agrícola, agroalimentaria y silvícola está presente en el 84% del territorio de la UE (48% agrícola, 36% bosques), y es fundamental en la gestión medioambiental, la sostenibilidad y la configuración del paisaje.
  • La existencia de un mercado único comunitario y la PAC han contribuido al mayor desarrollo económico y social de toda la historia de España. El 80% de nuestras producciones más importantes tienen como destino el mercado de la UE. No puede hablarse del desarrollo y la modernización de España sin su pertenencia a un proyecto de paz y de integración política como es la UE.
  • El sector agrícola emplea de manera regular a 22 millones de personas, y si se añaden la transformación de alimentos, los servicios y la industria minorista la cifra alcanza los 44 millones de puestos de trabajo. Por otro lado el 55% de los ciudadanos europeos reside en zonas rurales, siendo importantes centros de empleo, ocio y turismo5.
  • La agricultura ha reducido las emisiones de gases de efecto invernadero en un 24% desde 1990, así como el uso de fertilizantes, causando un impacto positivo en la calidad del agua. A pesar de ello, la agricultura ha sido capaz de aumentar la productividad en un 9% desde el 2005.
  • El sector productor agrario europeo ostenta los estándares de seguridad, calidad, sostenibilidad y bienestar animal más exigentes del mundo. Sus productos son una garantía dentro y fuera de la UE, y llegan en variedad y en cantidad al consumidor a precios razonables.

 

La importancia de la PAC. Una política europea en beneficio de todos

  • Desde sus orígenes, el proyecto europeo de la PAC fue concebido para proporcionar una alimentación sana, de calidad y a precios razonables a la sociedad. Además, mediante esta política se busca conseguir condiciones de vida y oportunidades económicas similares en las zonas rurales y urbanas, evitando el éxodo rural y reequilibrando la ocupación del territorio.
  • La PAC sigue manteniendo sus objetivos originarios plasmados en la evolución de los Tratados de la UE. No obstante, en el transcurso de sus más de 50 años de vida ha sufrido múltiples reformas y se ha ido adaptando a los desafíos y exigencias de nuestra sociedad, el medioambiente, la globalizaciónde los mercados agrarios y agroalimentarios y de la propia construcción europea.
  • Actualmente la PAC dedica un 30% de su presupuesto a medidas vinculadas con el medioambiente, y aplica los más altos estándares a nivel mundial en seguridad alimentaria, calidad y respeto al bienestar animal.
  • También se preocupa del desarrollo rural con la participación directa en la estrategia y gestión de los Estados y de las regiones, así como de incentivar la innovación y el desarrollo económico para adaptarse a los retos de la sostenibilidad económica, medioambiental y social, y el progreso en las zonas rurales.
  • La PAC es la única política realmente integrada en la UE. Sus decisiones y debates se desarrollan en las instituciones comunitarias a través de nuestros representantes elegidos democráticamente, en continuo contacto y con la participación de las organizaciones de representación de la actividad económica y de las diferentes sensibilidades de la sociedad civil.
  • Los debates sobre la PAC favorecen la continua construcción del mercado único con reglas comunes; cuenta con un presupuesto totalmente europeo y solidario y prevé instrumentos adaptados al desarrollo de las zonas que más lo necesitan. La PAC es la política que mayor valor añadido europeo está aportando a la UE.
  • El coste presupuestario de la PAC en relación a su importancia estratégica es muy reducido, el 1% del gasto público total, y el 0,40% en relación a la Renta Nacional Bruta de la UE. Que la PAC represente el 39% del presupuesto comunitario se debe a que es precisamente la única política de competencia exclusiva de la UE. Por otro lado, a pesar de las ampliaciones a más Estados miembros, su peso relativo y real en el presupuesto comunitario no ha hecho más que reducirse en los últimos 30 años, pasando de un 70 al 39% actual.
  • El presupuesto de la UE debe hacer frente a nuevos retos tales como inmigración, seguridad y defensa. Por otro lado, la salida del Reino Unido de la UE provocará una reducción neta del presupuesto de 13.000 M€. Para hacer frente a estos retos el próximo Marco Financiero Plurianual debe romper con el techo del presupuesto comunitario del 1% de la RNB de la UE, y alcanzar el 1,3%, imprescindible para no poner en peligro las actuales políticas sobre Agricultura y Cohesión. Invertir recursos presupuestarios a través de la UE es aumentar su eficiencia e impacto para todos los Estados miembros.
  • El actual presupuesto de la PAC responde a la necesidad de generar un valor añadido europeo, invertir en bienes públicos, redistribuir pagos y servir de estabilizador económico. Recordamos que en la grave crisis económica que hemos sufrido, la PAC ha permanecido como una fuente de ayudas fiable y estable ante el déficit e inseguridad de las finanzas públicas de muchos Estados miembros, como es el caso en España.

Retos a afrontar en los próximos años y el papel de la PAC

  • La UE afronta retos a nivel político, económico y medioambiental. La PAC resultará fundamental para dar una respuesta coherente y eficaz a nivel europeo y global.
  • A nivel político la PAC marca el camino para una mayor integración política. No se trata de ir separados, sino de cooperar y coordinar mejor el resto de políticas. Si se pretende usar los escasos recursos de la PAC para afrontar los grandes retos políticos que supone una política de inmigración o de defensa común de la Unión tendrá muchas posibilidades de fracasar, y se estaría desmantelando la única política que sirve de modelo al resto.
  • A nivel económico la PAC debería seguir jugando un papel trascendental para reducir las diferencias de desarrollo entre Estados miembros y seguir avanzando en un mercado único cada vez más integrado que incorpore los aspectos fiscales, laborales y medioambientales. Solamente de esta manera conseguiremos un mercado justo e inclusivo, huyendo de la competencia desleal.
  • Ante el mundo, la UE debe presentarse como una entidad única y sólida para defender una producción agraria sostenible y estable, base de una alimentación nutritiva y saludable, obtenida respetando los estándares más elevados del Planeta.
  • Los mercados agrarios, en los últimos años, se están comportando con una enorme volatilidad provocando crisis de rentabilidad en los productores y picos de precios en el lado de los consumidores. El reto de la nueva PAC será diseñar instrumentos efectivos de estabilización y regulación de mercados, desarrollando con nuevas orientaciones, el principio de preferencia comunitaria.
  • Lejos de ser una economía cerrada o proteccionista, la UE es la mayor importadora y exportadora de productos agroalimentarios del mundo. De hecho, nuestras producciones, sometidas a los más altos niveles de calidad, seguridad alimentaria, bienestar animal, sanidad vegetal, trazabilidad y derechos sociales, deben competir en el mercado interior y exterior con productos de países que no se ven sometidos a nuestras mismas normas y costes de producción
  • Por tanto, los acuerdos comerciales firmados por la UE deben evitar impactos sobre los sectores sensibles de la producción europea y ser realmente recíprocos, respetando los estándares establecidos en la normativa europea, para evitar la competencia desleal de terceros países.
  • A nivel medioambiental el mundo afrontará la escasez de recursos y el impacto del cambio climático. Asistimos a un cambio de modelo productivo y energético que requiere respuestas europeas y globales. El modelo productivo agrario debe adaptarse a las necesidades de cada territorio, pero los retos y la manera de afrontarlos requiere de una cooperación y coordinación fundamentales que solamente una PAC sólida está en disposición de afrontar. Los debates sobre la futura PAC se están iniciando, así como su papel y financiación.
  • Las organizaciones firmantes coincidimos plenamente en la necesidad de contar con una PAC fuerte y común, con un presupuesto suficiente y adecuado para los objetivos que debe cumplir. Creemos que este es el mejor instrumento para conseguir la sostenibilidad de las explotaciones y garantizar el futuro de nuestros productores, y la única manera de cumplir con las aspiraciones que nos ha marcado la sociedad española y europea.
  • Desmantelar la PAC o renacionalizarla tendrá consecuencias imprevisibles para la delicada economía agraria, para nuestras comunidades y para el medioambiente, así como pondrá en peligro el valor añadido que supone contar con un mercado único.
  • Hacemos un llamamiento a la sociedad y a todas las instituciones públicas y políticas a que apoyen y defiendan una PAC común y financiada adecuadamente; que trabajen en pos de una mayor integración de las demás políticas y prioridades de la UE; que el nivel de coordinación y de dotación de recursos estén a la altura de los objetivos vitales que se ha marcado nuestra ciudadanía.

Referencias

  1. https://ec.europa.eu/commission/white-paper-future-europe-reflections-and-scenarios-eu27_es
  2. Encuesta sobre la estructura de las explotaciones agrícolas – Año 2016
  3. MAPAMA-Contribución del sistema agroalimentario a la economía española – Ejercicio 2014
  4. Avance de Comercio Exterior. COMEXT DEL MAPAMA. 21-02-2018.
  5. El Futuro de la Alimentación y de la Agricultura COM (2017) 761 Final

También te puede interesar...

Deja un comentario